Archivo de la etiqueta: Tierra Blanca Seco

Sevilla es así

El azahar, esa sencilla flor que embriaga por su perfume, sin recurrir al colorido que muestran otras para atraer a los insectos que las polinizan, nos recibió en nuestra visita a Sevilla.

En la película My Fair Lady se dice que la lluvia en Sevilla es una maravilla. Yo objeto esta afirmación. Nuestra ciudad tiene mucha magia. Es para gozarla con los 5 sentidos. El color especial lo transmite su luz, pintando cielos de azul celeste, a veces dibujados con rosadas nubes como reflejó Murillo, y turquí como manto salpicado de juguetonas estrellas, al llegar la noche.

Los sonidos van desde el rumor de las fuentes, al quejío una saeta,  pasando por la picardía de una seguidilla, el repiqueteo de las campanas, los ¡olé! que surgen de la Real Maestranza de Caballería en tarde de toros, alirones de nuestros Real Betis y Atlético de Sevilla Futbol Clubs…. El encanto, su gente abierta aunque algo Vintage; vamos, chapada a la antigua.

Los aromas… Sevilla huele a vida. Azahar, nardo, alelí, yerbabuenapuchero, pescaito frito… café y caramelo… alhucema e incienso.

Hasta el más exigente paladar se siente satisfecho en nuestra ciudad. Tocamos todos los palos. Sabemos hacer arte con todo tipo de alimentos de tierra, aire y mar. Nuestras tapas y comidas alegran la vista, excitan el paladar, satisfacen al estómago… ; hasta son originales algunos de sus nombres, custom essay writers uk que hablan de la creatividad de nuestra gente: soldaditos de Pavía, calamares de huerta, bienmesabe,

Y es de admirar la cultura de sus gentes. Combaten la calor, es decir las altas temperaturas, tomando el gazpacho o la limonada. Aunque no desdeñan una copa de vino para acompañar la comida: una copa fría de Tierra Blanca , ese vino blanco joven y seco de la sierra de Cádiz,  acompaña a la perfección un montadito de lomo, de gambas al ajillo y hasta un pipirrana.

Y todos saben que una manzanilla, además de una infusión, es un tipo de vino  blanco muy marinero. Sanlúcar es su cuna. Se besa más que se bebe. Muy frio es una delicia. Sólo o con soda limonada con un manojito de yerbabuena Barbadillo y Urium constituyen un excelente aperitivo.. Ya me veo en Bajo Guía gozando de su brisa, saboreando sus galeras, oliendo a mar….