Por el amor a una mujer,… el origen del vino blanco de Borgoña

Carlomagno-09

Liutgarda  era una bella joven. Su padre era un conde alemán siempre presto a las alianzas, sobretodo en esos tiempos difíciles en que se estaban forjando  las fronteras de Europa.

Carlomagno  era el paladín de esta tarea; sus triunfos -anexión de territorios franceses, alemanes, suizos, italianos…- le convertían en un lider seguro para la vieja y fragmentada Europa y lo consolidaban en el poder.

El hijo de Pipino el breve, Carlomagno era un ser especial. Su natualeza vital le hacía vivir la vida con intensidad. Las armas, la cultura y las ciencias, incluso,  la voluptuosidad le atraían poderosamente. Se dice que estuvo casado cinco veces, aunque se omite el número de sus concubinas.

Luitgarda y Carlomagno celebran su matrimonio el año 794. Ella, parece ser la  paz del guerrero aunque no le dará ningún hijo. Alegra su vejez  con sus joviales juegos, sus ocurrencias, sus ideas…

Tu blanca  y florida barba -dijo Luitgarda a su marido en una ocasión- no debe ser mancillada por el rojo sangriento del vino…

Se dice que estas palabra fueron el detonante. En todas sus tierras de Cortón, en la Borgoña francesa, se plantaron  uvas blancas que dieron origen a las Corton Charlemagne, que posteriormente fueron vendidas a una abadía.

Carlomagno fue coronado emperador en Roma el día de Navidad del 8oo; Liutvigilda no pudo acompañarlo. En julio de ese mismo año había fallecido.

 

2 comentarios sobre “Por el amor a una mujer,… el origen del vino blanco de Borgoña”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.