Cómo triunfar con los mejores cócteles elaborados con vino

Cómo triunfar con los mejores cócteles elaborados con vino
Cuando llega el verano, con las altas temperaturas, podemos creer que tenemos que apartar el vino de nuestra mesa hasta que vuelva el otoño. Pero nada más lejos de la realidad.

Hay una amplia gama de vinos que pueden no sólo hacernos disfrutar de las terrazas, los chapuzones en la piscina o el mar, y los momentos de relax durante las vacaciones, sino que, además, nos refrescarán. Blancos, rosados, espumosos, tintos jóvenes, incluso, por qué no, tintos con crianza a una correcta temperatura, que deberá ser algo menor a lo habitual, huyendo, por supuesto, de la creencia de que “el vino tinto se toma del tiempo”.

Pero si además de tomar vino queremos dar un toque más veraniego a nuestras copas, la mejor opción son los cócteles elaborados con vino. No solo tienen una menor graduación alcohólica que otros combinados con ron o ginebra, sino que pueden utilizarse para su elaboración todos los tipos de vino, dándonos multitud de opciones para todos los gustos y situaciones.

Lo más importante es saber escoger el vino correcto, en función de la mezcla que queramos preparar.Es erróneo pensar que tenemos que utilizar un vino de peor calidad para los cócteles, ya que todos los aromas que nos aporta un vino nos ayudarán a crear el cóctel perfecto.

Si nos gustan los vinos blancos, podemos probar la versión del mojito con vino, un combinado que cada vez está más de moda. Deberemos elegir un vino blanco que no sea ni muy dulce ni mi seco. Los vinos gallegos podrían ser una opción excelente, por ejemplo uno de Rias Baixas.

Pon en un vaso algunas uvas y machácalas junto con unas hojas de hierbabuena, añade el vino blanco, abundante hielo picado, refresco de limón hasta cubrir por completo y media lima exprimida.

Si queremos una mezcla más dulce, es mejor escoger vinos realizados con uva moscatel, pero, si por el contrario, queremos un trago algo más seco, podemos utilizar un vino de Rueda. Se puede optar también por un vino rosado, como los de Navarra, para este cóctel, y en ese caso cambiar las uvas por fresas o frambuesas, para potenciar los matices a caramelo de fresa del vino.

En cuanto a los cócteles elaborados con vino tinto, nada mejor que  tomar como base de nuestra receta el tinto de verano o la sangría, pero introduciendo algunas modificaciones para que sea más sorprendente.

Para este cóctel puedes utilizar un tinto joven o si quieres que tenga un sabor más intenso algún roble o cualquier otro tinto con algunos meses de barrica. Sirve el vino en una copa, incorpora zumo de naranja (o refresco de naranja o limón si quieres que sea más refrescante), un chorrito de vermú y un par de hielos. Puedes adornar con una rodaja de naranja y canela en rama.

Los cócteles con vino pueden ser también el postre perfecto. Si queremos algo más goloso, podemos hacer un batido con leche, helado de vainilla o chocolate y un chorrito de Pedro Ximénez u Oporto. Decóralo con virutas de chocolate, pasas o nueces para potenciar el contraste. Un batido de helado con un toque diferente para amenizar cualquier sobremesa.

Aunque si quieres pasar directamente al brindis, saltándote el postre, puede ser ideal un cóctel con cava, o con cualquiera de los espumosos que podemos encontrar a día de hoy en el mercado, por ejemplo un frizzante blanco. Machaca algunas fresas y matiza con una pizca de azúcar y canela. Incorpóralo a una copa de cava, termina de llenar la copa con el espumoso que hayas escogido y ¡a brindar por una gran noche!

Las posibilidades son infinitas. Mezcla el vino con refrescos, zumos y dale tu toque personal con frutas o especias. Podrás disfrutar de un cóctel de vino distinto para cada día del verano.

Fuente: http://www.hipercor.es/descubre/ideas-para-comer/productos-de-estacion/detalle/como-triunfar-con-los-mejores-cocteles-elaborados-con-vino