Consejos para beber vino como un profesional

A diferencia de un sommelier entrenado o alguien que tiene conocimiento sobre el mundo del vino, participar de un evento donde los vinos se sirven puede transformarse en una situación incómoda.

Además es conveniente estar familiarizado con los términos básicos del vino, algunas personas podrían hablar con usted sobre cuales son las mejores bodegas de ribera de Duero, el cuerpo del vino, los distintos aromas, la fermentación, la vendimia, el tipo de corcho del vino, la acidez y otros términos.

Tome unos minutos para leer acerca de estos términos acerca del mundo del vino, antes de asistir a un evento.

Aprender la manera correcta de beber vino puede cambiar la experiencia, el poder apreciar si es un vino delicado, aromático, si tiene su propio carácter.

Se trata de ganar confianza y beber el vino como un con la ayuda de estos consejos:

Sostenga la copa de vino por el tallo, no por el cáliz. Es el error que cometen la mayoría de las personas, si bien no está mal, la realidad es que se expone al vino a la temperatura de los dedos, por lo sostener la copa desde el tallo reducirá la exposición del vino a los cambios de temperatura.

Mover la copa de con movimientos en círculo, con cuidado de no derramar. Este movimiento en remolino permite que el vino libere aromas, luego de hacerlo algunas veces usted podrá disfrutar mejor del vino.

Color del vino: El color de su vino habla mucho sobre las características. Algunos vinos blancos podrían ser más ligeros que otros y algunos vinos tintos pueden ser demasiado oscuros, mientras otras variedades como Pinot Noir pueden tener un color rojo más ligero que el Merlot y Syrah.

El vino se percibe con los tres sentidos: vista (color, textura), olfato (perfume) y sabor.

Olfatear el vino. Aprender a apreciar los aromas del vino es aprender a apreciar el carácter del vino. Así que no tenga miedo de poner tu nariz en el vaso y olfatear el vino. Los aromas del vino pueden ser completamente subjetivos permitiendo a una persona percibir por ejemplo determinados aromas a flores o bien a frutas. Lo importante aquí es si los aromas que percibes son agradables.

Beber el vino. Si está dispuesto a ampliar sus habilidades de cata, puede explorar la inhalación de aire a través de la boca mientras el vino está adentro de la boca. Esto puede parecer difícil, pero el perfeccionamiento de esta habilidad puede darle una diferencia significativa en la apreciación del vino.

Percibir los sabores. Aquí es donde usted notará si un vino tiene taninos fuertes o ligeros. Los taninos están más comúnmente presentes en el vino tinto y son el elemento que otorga la textura que hace que el sabor del vino seco. Pon atención en tu lengua cuando pruebes el vino tinto presta atención de la sensación y sabores al tragar el vino. Algunas uvas tienen taninos más intensos que otros.

Mover la copa con pequeños movimientos circulares, olfatear y luego probar con un sorbo otra vez. Esto es lo que permite redescubrir los aromas y sabores.

¡Disfrute!

Un artículo de Leonel Rodriguez
Publicado en Vinetur.com